sociedad minera “KAOLINES DE LAGE S.L.”

Esta historia ya fue contada en  septiembre de 2011 en  uno de mis blogs anteriores. Tengo intención de reeditar todos los post que ya había  publicado con anterioridad debido, fundamentalmente, a su importancia para conocer la historia de la minería tanto en A Costa da Morte como en Galicia y Provincias límitrofes. Toda la documentación es original e inédita y pertenece al “Archivo Rosewarne” propiedad de la familia del Ingeniero de minas John James Rosewarne a quien agradezco su generosidad al permitir el estudio y la publicación  de un archivo que a mi juicio es único en su género. Creo que no existe nada similar en toda Galicia. Desde el punto de vista historiográfico su importancia es excepcional.  La documentación de este archivo, nos permite conocer las intensas relaciones comerciales surgidas de la industria de la minería y la historia de empresas que aún hoy en día causan polémica como por ejemplo la mina de oro de Corcoesto. El marco de estas historias se desarrolla entre los últimos años del S. XlX y los primeros 30 años del S. XX. En el medio quedan dos Guerras Mundiales y la lucha por el control de los minerales más necesarios tanto para la industria bélica como para asegurar la materia prima que hacía funcionar  los procesos de industrialización de los países más avanzados en los albores de la Europa moderna. Veremos a franceses, ingleses y alemanes esforzándose por encontrar los recursos que precisaban en la España atrasada de principios de siglo.  Los futuros post sobre el “Archivo Rosewarne” estarán en la categoría: Historia de la Minería en Galicia.

Chimenea mina de caolín en Laxe (A Coruña)

El caolín o caolinita es una arcilla blanca muy pura que se utiliza para la fabricación de porcelanas. Cuando la materia no es muy pura se utiliza en la fabricación del papel. Conserva su color blanco durante la cocción. También      se utiliza para la elaboración de bloques y ladrillos refractarios. Su composición es silicato de aluminio hidratado formado por la descomposición de feldespato y otros silicatos de aluminio. La formación del caolín se debe a la descomposición del feldespato por la acción del agua y del dióxido de carbono. Fuente: Wikipedia.

Historia “KAOLINES DE LAGE”


carta con membrete de la empresa.



La sociedad “Kaolines de Lage” dedicada a la explotación de caolines, se contituyó por escritura pública otorgada el 30 de julio de 1923, a fe del notario de Tella, Ponteceso D. Modesto Vázquez Amarelle.

Integran la sociedad constituida en la Villa de Laxe, bajo la razón social de “Kaolines de Lage” las siguientes personas:

1)   D. JUAN JAMES ROSEWARNE
2)   D. VÍCTOR LANDESA DOMÉNECH
3)   D. ENRIQUE FERREIRO PONDAL
4)   D. PLÁCIDO VIDAL DÍAZ

Se nombra administrador de dicha sociedad al hermano de uno de los socios: D. Celestino Vidal Díaz.

La constitución de la sociedad en el año 1923 no hace más que ratificar algo que ya era una realidad desde antes de 1920:  la existencia de un grupo empresarial radicado en la Villa de Laxe y que tenía como objeto la explotación de la mina de caolín ubicada en dicha villa.

¿Quiénes eran los propietarios de la sociedad? Pues no es una pregunta fácil de responder porque la biografía de cada uno de ellos daría para escribir un libro. Se trata de gente emprendedora, cultivada ( esto en los inicios del siglo XX es todo un lujo ) auténticos pioneros que arriesgaron su hacienda y dedicaron horas y horas a un proyecto empresarial que estuvo a punto de naufragar debido a los vaivenes de la política y de la historia de nuestro país. Las dificultades eran muchas y había pocas facilidades para iniciativas de este tipo. No todos eran oriundos de la Villa de Laxe pero todos estaban vinculados de alguna manera a la misma. Unos por fuertes vínculos familiares y otros por una mezcla de intereses económicos y familiares.

Entre ellos hubo sus más y sus menos como en toda sociedad pero entre todos fueron capaces de levantar una industria que en su momento fue pionera haciendo frente a una serie de problemas que parecían insalvables. La época histórica que les tocó vivir fue especialmente dura debido no sólo a los problemas políticos internos sino también a la situación creada en Europa después de la Primera Guerra Mundial. A la extracción del material había que unir las dificultades de encontrar un mercado capaz de absorber la producción con la garantía de que produjera un beneficio que fuera suficiente para la continuación de la empresa, beneficio que muchas veces quedaría en entredicho debido a los contratiempos y a los imponderables que iban surgiendo.
De entre los socios cabría distinguir dos grupos, perfectamente diferenciados desde el principio. Por un lado tenemos a D. Plácido Vidal Díaz y a D. Juan James Rosewarne, quienes realizan el trabajo de campo, es decir, se encargan de todo lo que concierne a la producción y a la logística de la empresa: contratación, explotación y transporte del material hasta su destino y por otro lado tenemos a los otros dos socios: D. Víctor Landesa y D. Enrique Ferreiro quienes desde sus respectivos puestos de trabajo y en función de sus amplias relaciones sociales en el mundo de la empresa consiguen compradores para el material que se produce en Laxe. Constituyen un tándem sorprendente para la época porque pocas veces se produce  una situación semejante:  El “obrero” y el “directivo” formando un equipo que funciona de una manera eficiente aunque no exento de tiranteces y desencuentros que a la larga van a desembocar en una ruptura de la sociedad.
Hagamos un somero resumen biográfico de cada uno de los socios de la empresa:

1)   D. JUAN JAMES ROSEWARNE:   Ingeniero de minas inglés, natural del condado de Cornualles. Llega a Galicia a finales del Siglo XlX. Tras un breve paso por Ferrol, centra su atención en la mina de oro de Corcoesto desarrollando en los primeros años del siglo XX un intenso trabajo en busca de explotaciones mineras a lo largo de toda la geografía gallega. Entre 1900 y 1920 recorre toda a Costa da Morte y realiza trabajos en antiguas minas abandonadas en busca de cualquier mineral que se pudiera comercializar en los mercados internacionales: oro, cobre, wolfram, caolín, antimonio, estaño, etc. Trabaja las minas de oro de Corcoesto en Cabana, las minas de oro de Vila y Meanos en el Ayuntamiento de Zás, las minas de Grixoa en Santa Comba, Rapadoiro en Noicela en el Ayuntamiento de Carballo y es uno de los primeros descubridores del potencial minero de Monte Neme, explotación que alcanzaría gran relevancia en los años 40.  Rosewarne centró su interés en las minas de oro pero al mismo tiempo se desplaza por toda Galicia y realiza informes sobre minas situadas en otros lugares.  Está en contacto con los ingleses que trabajan la mina de San Finx en Lousame. Mantiene lazos estrechos con gente importante de la época en el sector minero. Es amigo y socio en varios negocios de D. Sergio Rivera Chao, natural de As Pontes y uno de los precursores de la industria minera en Galicia con quien amplía horizontes y se desplaza a Lugo y Ourense en busca de antiguas minas de oro ya trabajadas por los romanos. Negocia con compañías francesas, inglesas, alemanas, belgas y con empresarios locales tanto la explotación de sus concesiones mineras como la venta de las mismas. Actúa como delegado de empresas inglesas como la DOME MINING CORPORATION, LIMITED TYNESIDE ALLOYS CO. LTD y JONES PICKEN & BROWN al mismo tiempo que realiza negocios por su cuenta y riesgo. Se trata de un aventurero en el más amplio sentido de la palabra merecedor de un capítulo aparte. Rosewarne es, a mi juicio,  uno de los personajes más importantes en el desarrollo de la minería en la Costa da Morte a principios del S.XX puesto que estuvo relacionado con todas las explotaciones mineras de la zona (Corcoesto, Vila y Meanos, Caolines de Laxe, Santa Comba, etc.) y con otras muchas  minas no sólo de Galicia sino que llegó hasta las Provincias limítrofes tal como veremos en los sucesivos post.

2)   D. VICTOR LANDESA DOMENECH: No es mucho lo que se sabe de su vida privada. Militar de carrera, en 1926 era Comandante de artillería. Desconozco cual es el vínculo que tiene con Laxe pero sí hay constancia de que su madre era vecina de dicho pueblo en los años 20. Estuvo destinado en la fábrica de armas de Trubia en Asturias y en 1925 junto con Carlos Ruíz de Toledo y Rogelio Areces (Jefe de taller en Trubia ) puso en marcha un programa destinado al diseño y construcción de un carro de combate. El proyecto fue llevado a cabo en la fábrica Nacional de Trubia y fue financiado con el presupuesto de la misma aunque mantendrá un carácter privado. Como consecuencia de este proyecto vio la luz un T.O.B.: Tractor Oruga Blindado, más conocido como “TRACTOR LANDESA” . Este tipo de vehículos fueron muy conocidos como tractores de artillería. En septiembre de 1936, uno de los Landesa, equipado con torre, es usado por los republicanos en el frente de Asturias aunque más tarde fue capturado por los nacionales. Este vehículo también recibió la denominación de “carro ligero de combate Landesa”. Creo que no ha sobrevivido ninguna unidad por lo que hoy en día es posible conocerlos por fotos de la época o por miniaturas:

Tractor Landesa

Víctor Landesa tuvo una gran importancia en la búsqueda de empresas compradoras de caolín en toda la cornisa Cantábrica. Tenía una tupida red de amigos y conocidos que se extendía desde Asturias, pasando por Santander hasta los Altos hornos de Bilbao. Debido a sus múltiples ocupaciones viajaba mucho por todo el territorio nacional. Entre 1937 y 1939 fue coronel director de la fábrica de armas de Coruña en sustitución e otro importante personaje muy relacionado con la empresa “Kaolines de Lage” José María Fernández Ladreda, quien sería Ministro de Obras públicas entre el 18 de julio de 1945 y el 18 de julio de 1951, aún a día de hoy existe una gran cantidad de calles que llevan su nombre. Para mi resulta evidente que Víctor landesa fue el encargado de relanzar la empresa  a partir de 1936. Mantenía un altísimo nivel de relaciones y contactos con gente de gran poder político y económico. Es un tema que está sin estudiar.

3)   D. ENRIQUE FERREIRO PONDAL: Sobrino del poeta Eduardo Pondal, fuertemente vinculado a Laxe y comarca aunque reside en Madrid. Farmaceútico y analista de profesión será, junto con Víctor el encargado de buscar mercado y ampliar horizontes para poder colocar el material que se producía en Laxe. Llega a ser miembro de la Real Academia Nacional de Farmacia. Es primo hermano de Isidro Parga Pondal quien será el continuador de la empresa a partir de 1936.

4)  D. PLÁCIDO VIDAL DÍAZ :  Natural de Laxe, es el padre del conocido fotógrafo D. José Vidal García. Él mismo era aficionado a la fotografía. Plácido era un hombre de negocios, emprendedor y muy bien relacionado en toda la Costa da Morte. Si podemos estar contando esta historia es gracias a él y a la intensa correspondencia que mantuvo con todos los socios de la empresa haciendo las funciones de intermediario entre ellos. Era el único que mantenía residencia habitual en Laxe y por lo tanto las gestiones y la toma de decisiones más inmediatas eran cometido suyo. Posteriormente informaba al resto de socios de la situación de la explotación y aconsejaba sobre los temas que consideraba más importantes teniendo en cuenta que era el mejor conocedor del yacimiento. Pácido Vidal y John James Rosewarne mantuvieron una buena relación de amistad a lo largo de toda su vida. Queda constancia de ello en la abundante correspondencia que se conserva en el Archivo de John James Rosewarne.  Gracias a las cartas que Plácido enviaba con regularidad a John James Rosewarne,  se puede hacer un seguimiento de lo que sucedía con su hijo José, el famoso fotógrafo, puesto que en los años 20 se encontraba realizando el servicio militar en el Norte de África. D. Plácido está muy preocupado porque “- Lo de África anda muy mal, sobre todo la zona de Tetuán y Ceuta donde está mi hijo-”
Se puede asegurar que plácido conocía detalladamente toda a Costa da Morte debido fundamentalmente a sus intereses en temas mineros aunque no era ajeno a la historia de la comarca, así en noviembre de 1924 hace de cicerone y acompaña a “Unos catedráticos de Santiago que vinieron a visitar el Dolmen, el Castro de Borneiro y la ciudad moura de Vila-Seco.”
Son varios los problemas a superar por los socios de  “Kaolines de Laxe”. El más grave es quizá la falta de liquidez para dotar las instalaciones de Laxe de toda la maquinaria necesaria que permita optimizar la extracción con objeto de mejorar el rendimiento y de rebajar los costes de producción. La instalación de un lavadero se convierte en una de las prioridades, instalación difícil de asumir debido tanto a los costes como a la inseguridad que representa el no tener unos pedidos mínimos asegurados. Gracias a las gestiones de Víctor Landesa se llega a un acuerdo con la fábrica de loza de San Claudio en Asturias para usar sus lavaderos. Otro de los problemas serios sería el transporte del material. Éste se realizaba por mar y dependía mucho de las circunstancias meteorológicas así como de la disponibilidad de los barcos de la época. Plácido Vidal comenta por escrito en carta dirigida a uno de sus socios: “- El barco salió de Corme el día 16 con viento favorable, pero a las pocas horas cambió el norte, y temo esté de arribada en algún puerto, y esto es una contrariedad porque precisan la arcilla para el día 20-” ( 16-mayo-1922)

Con fecha 9 de junio de 1922, Enrique Ferreiro Pondal escribe a su socio Plácido Vidal Díaz:

-” Si la muestra que se me envió fue bien preparada, el resultado del análisis es más significativo de la composición que aproximadamente tendrá el cargamento preparado para el embarque. Hice un segundo análisis de la misma muestra y el resultado es el que sigue:

HUMEDAD…………………………………….1.23
SÍLICE………………………………………….60.78
ALÚMINA…………………………………….28.26
ÓXIDO FÉRRICO…………………………..0.90
CAL……………………………………………….0.42
MAGNESIA……………………………………0.29
PÉRDIDA……………………………………….8.79

TOTAL:….100.73

Hoy he recibido un cablegrama de Nueva York en el que me dice un amigo (que llevó una pequeña muestra de kaolín lavado cuando marchó para allá) que le envíe una muestra grande y le diga precio y cantidades que se pueden servir mensualmente. En vista de ésto conviene preparéis ahí una muestra de 10 o 20Kg del kaolín bruto, pero blanco y otra de igual cantidad lavado. Como no estamos por ahora en condiciones de hacer el lavado en grande, pero si los pedidos son importantes pronto trataremos de la conveniencia del lavado. Yo le escribiré a mi amigo y le diré que la explotación está en sus comienzos, y por tanto no podemos comprometernos aún a suministrar el kaolín lavado y que si lo admiten en bruto, por ahora se lo mandaremos así, si bien yo creo que para tan lejos no les convendrá en bruto; respecto a precios, ya me diréis, lo que os parece se le diga.-”

Mientras Enrique Ferreiro busca mercado por su cuenta, Víctor Landesa no se queda atrás:

“- FÁBRICA DE TRUBIA 12 DE JUNIO 1922-

En mi poder dos cartas que contesto hoy de un modo rápido porque estoy muy ocupado teniendo que resolver varios asuntos antes de emprender un viaje a Cádiz a ver unos cañones que tenemos que recomponer. A la vez tomaré tierra en Sevilla y veré si se puede hacer algo en las fábricas que hay allí; para esto necesitaría llegase antes del próximo domingo (día de mi salida) el barco, para poder llevarme muestras del kaolín que viene para San Claudio, ya veremos, sino llevaré una que tengo del blanco. La factura la podéis mandar a D. José Fuente de Trubia y propietario de la fábrica de loza San Claudio y precio de 35 pesetas, pues en vista de que no viene mezclado se lo dije al ingeniero y no tuvo inconveniente en subir cinco pesetas. Se pesará aquí y su importe ya les dije que lo abonen en la C/C de Enrique en el Banco de España en Madrid. Si el kaolín les sirve, pues tan pronto llegue empezarán a fabricar con él. En últimos de julio o principios de agosto se podrán hacer dos o tres cargamentos más hasta completar 400 0 500 toneladas.-”

Es en 1922 cuando la empresa se consolida al conseguir pedidos regulares de la fábrica de loza de San Claudio en Asturias. En el mismo año se envían muestras de kaolín a las siguientes empresas:

GIJÓN: …………………..  BENGURIA Y FIGUEROLA
BILBAO ………………… ALTOS HORNOS
SEVILLA ……………….  LA CARTUJA
SEVILLA ……………….  LA CERÁMICA DE SAN JUAN DE AZNALFARACHE
GUIPUZCOA …………. PAPELERA DE PASAJES
BILBAO ………………… SOCIEDAD GENERAL DE PRODUCTOS CERÁMICOS.

En abril de 1923, la empresa se encuentra en un momento crítico. El aumento de los pedidos hace que las instalaciones de Laxe se queden obsoletas. Es preciso invertir en maquinaria para optimizar el rendimiento de la explotación. Enrique Ferreiro pretende que se compren vagonetas y vía para agilizar la extracción mientras que Plácido Vidal y Juan James no consideran oportuno realizar más inversión de capital mientras los pedidos no superen las 1.000 toneladas año. Plácido Vidal sugiere por carta a Víctor: “- Si pudiera idear un aparato que nos saliera económico para elevar la arcilla del fondo de los trabajos, nos ahorrábamos muchos jornales y despachábamos más aprisa. Podía ser una especie de grúa giratoria u otro artefacto por el estilo, a mano y para una carga de media tonelada.-”

En julio la sociedad se constituye de forma oficial mediante escritura pública y comienzan a realizarse obras de mejora en las instalaciones de Laxe. Las vagonetas se convierten en una realidad. Se hacen con una bomba de achique puesto que los pozos creados por la extracción del material están completamente inundados y dificultan el trabajo. Se plantean seriamente la instalación del tan necesario lavadero.
Es en esta época cuando entran en contacto con un importante personaje de la vida asturiana, José María Fernández Ladreda, militar e ingeniero. El día 23 de julio de 1923 se produce una reunión entre los socios, Enrique Ferreiro, Víctor Landesa, Juan James Rosewarne, Plácido Vial y Ladreda para tratar de ponerse de acuerdo sobre el tema del lavadero. Ladreda viene en calidad de amigo de Víctor Landesa, es un experto en minas y un hombre importante que puede abrir muchas puertas. Es el gerente de la Sociedad Industrial Asturiana Sta. Bárbara, importante empresa constituida en 1895 con un capital inicial de 10 millones de pesetas. Su actividad estaba formada básicamente por las pólvoras para minas, carga y guerra, así como las mechas de seguridad. Hoy en día es conocida como Fábrica de explosivos Santa Bárbara. Ladreda convierte a su empresa en cliente de Kaolines de Lage. Fruto de esta visita es un pedido de dos cargamentos de refractario. Tanto Víctor Landesa como Ladreda serán los encargados de realizar el estudio del proyecto para la instalación del lavadero. En noviembre de 1923 presentan a los socios un presupuesto cuyo costo estimado rondaría las 60.000 pesetas más la construcción de los edificios que sumarían a mayores 15.000 pesetas haciendo un total de 75.000 pesetas. Teniendo en cuenta que se trata de una cantidad elevada para le época se producen las primeras diferencias de criterio en los socios. Tanto Juan James como Plácido Vidal piensan que la mejor opción sería vender. En este momento y por mediación de Juan James Rosewarne se inicia un contacto con empresas inglesas con la intención de vender o de arrendar. Se ponen en contacto con Jones Picken & Brown, de Londres, proponiéndoles que realicen una visita a Laxe con objeto de levantar planos y hacer una memoria. Una muestra del material ya había sido enviada a Londres para su estudio químico. Los ingleses se presentan en Laxe el día 20 de marzo de 1924. Después de hacer un estudio “in situ” realizan una oferta que es puesta en conocimiento de todos los socios para poder tomar una determinación en conjunto sobre el futuro de la mina. La respuesta de Víctor Landesa y Enrique Ferreiro no se hace esperar. Reproduzco la carta completa debido a su importancia y a que se ponen de manifiesto las dos visiones sobre el futuro de la empresa. Queda patente que es el principio de la ruptura de la sociedad:

“- MADRID 30 DE MARZO DE 1924, Sr. D. Celestino Vidal


Querido amigo: Recibidos los telegramas de Plácido y tuyos, deducimos que se trata de una cesión de los yacimientos mediante la entrega de mil libras esterlinas y un canon por tonelada que extraigan los ingleses de 8 pesetas, cualquiera que sea la clase del kaolín. Esto que a los consocios les parece de perlas representa la pérdida del 90% de esa riqueza natural que radica en nuestro suelo, para que se aprovechen de ella unos extranjeros. ¡ Así nos crece el pelo !
Todos nosotros, los que constituimos la sociedad, creo que debemos estar interesados en obtener del negocio que la casualidad puso en nuestras manos el mayor rendimiento posible, pues bien, en la forma en que se ofrece la negociación con los ingleses hacemos un negocio pequeño en comparación con lo que teníamos planeado. Los citados ingleses nos ofrecen 1.000 libras esterlinas que al cambio de anteayer serían 32.690 pesetas y nosotros, o mejor dicho, nuestra sociedad le pedirá (caso de acordarlo) 8 pesetas como canon por tonelada que ellos extraigan, es decir que fijando un mínimo de extracción anual de 4.000 toneladas, serían al año 32.000 pesetas que nos produciría el negocio a las que podemos sumar 1.600 que producían las famosas libras, o sea, un total de 33.600 pesetas. Esto es en resumen lo que obtendríamos como beneficio de realizar la proposición de los ingleses. Vamos a dar ahora los beneficios que obtendríamos si se desarrollase el negocio en la forma planteada y en vías de realización inmediata: Montamos un lavadero que no nos cuesta nada de momento y supongamos que sólo pudiéramos lavar 3.200 toneladas brutas que quedarían reducidas a 1.600 toneladas lavadas. De estas 600 toneladas para Ladreda, que según los cálculos detallados hechos por Víctor dejarían de beneficio líquido y descontado por tanto la amortización del capital empleado en el lavadero, 15 pesetas por tonelada, lo que asciende a 9.000 pesetas anuales. Las otras 1000 toneladas lavadas vendidas a la papelera de Pasajes, al precio menor de los fijados, en que el beneficio es de 35 pesetas por tonelada, verás que asciende su valor a 39.000 pesetas lo que sumado a las 9.000 pesetas anteriores hace un total de 44.000 pesetas anuales. Esto suponiendo que no laváramos más que las 3.200 toneladas brutas, que procuraremos haber más. Comparemos lo que dejan de ganancia los ingleses en igual cantidad de toneladas brutas y veremos que son 25.600 pesetas que aun que les agreguen los intereses de las libras serían 27.200 pesetas. Pérdida que representa para nuestra sociedad la cesión del negocio 16.800 pesetas anuales que no sólo dejamos de ganar sino que se marchan al extranjero. Son pues nuestras conclusiones las siguientes: No aceptar la cesión ni venta ni arriendo de lo yacimientos. Aceptar en cambio compromiso de venta de las 4.000 toneladas anuales al precio que se acuerde entre la sociedad Kaolines de Lage y los ingleses y por último proceder a la instalación de los lavaderos en el mes que comienza. Esto nos parece lo más racional y conveniente para ambas partes contratantes.
Firmado. Víctor y Enrique.
P.D.:
Se nos ocurre que a fin de evitar el retraso en montar el lavadero sería conveniente enviar el kaolín a San Claudio para su lavado y remisión después a la Papelera de Pasajes con lo que adelantaríamos mucho pues nos interesa sobremanera entregar el primer pedido de 90 o 100 toneladas a la Papelera porque después de esa entrega podemos asegurar el consumidor con un contrato por cinco años prorrogables.-”

Esta proposición tuvo una airada respuesta por parte de los socios que habían procurado el acuerdo con la compañía inglesa. Plácido Vidal y Juan James Rosewarne contestan proponiendo la venta de sus participaciones en la sociedad lo que representa el 50% al precio de 200.000 pesetas ( 100.000 por cada socio.) Al mismo tiempo dudan de Ladreda asegurando que no cumplirá en lo que se refiere al lavadero. Proponen que Ladreda cargue todas las toneladas que quiera al precio de 35 pesetas Tonelada y que “-todos los beneficios con la papelera o con quien les diera la gana se lo embolsen ellos.-” Es evidente que los problemas entre los socios constituyen un escollo insalvable. La desconfianza es manifiesta.

El principal problema de la empresa es la falta de liquidez. Es la pescadilla que se muerde la cola. Se ven incapaces de hacer frente a un pedido elevado de material en las condiciones en que se encuentra el yacimiento. Sin lavadero el precio por tonelada de caolín tiene que ser inferior puesto que la merma ronda el 50%.

A lo largo de 1924 los pedidos se intensifican creando problemas de logística en el yacimiento de Laxe. El comprador, “-Ladreda está en pagar el kaolín como el último que se le mandó, pero más seco a 30 pesetas, para esto conviene se extraiga enseguida y se coloque en montones no muy grandes para que seque con facilidad.-” La extracción y la clasificación del caolín deja una gran cantidad de residuos que acaban convirtiéndose en un estorbo. Los pozos cada vez son más profundos y se llenan de agua dificultando sobremanera la extracción del material. Desde San Claudio se llega a protestar tanto por la calidad del material como por el exceso de humedad del mismo.

Entre el mes de junio de 1924 y el mes de septiembre se despachan 545 toneladas de material repartidos de la siguiente manera:

BALANDRO SAN JOSÉ: Descargó en Avilés 60 toneladas de caolín.

VELERO OLGA:  Está despachado con 150 toneladas, se encuentra de arribada en Corme
esperando viento favorable.

VELERO MARINA, DE MOTOR: Cargó 225 toneladas.

CÓNDOR: 110 toneladas.

En invierno es difícil conseguir barcos y patrones dispuestos a transportar el material y aunque se consigan suelen asegurar la carga ante la posible eventualidad de la pérdida de ésta. El 23 de octubre de 1924 Plácido se lamenta por escrito: “- No encontramos barco para cargar las 200 toneladas que piden. Siempre se acuerdan tarde.-”

En Noviembre de 1924 una fuerte tormenta tira con la caseta del motor de achique provocando la paralización de los trabajos al inundarse los pozos de donde se extrae el material, por si esto fuera poco, en enero de 1925 fallece el capataz del yacimiento D. Francisco García, víctima de una pulmonía. Todos los socios expresan su pesar y lamentan su pérdida. Era un hombre de confianza.

El flete de los barcos variaba en función de la época del año, aunque los citados anteriormente fueron contratados al precio de nueve pesetas por tonelada. A esto hay que sumarle los gastos de carga del material en los barcos que según cuentas de uno de los socios ascenderían a 5.90 pesetas la tonelada:

gastos de carga de material

  -“Echando la cuenta lo que costó en cargar este cargamento de 110 toneladas, me parece que resultará como sigue:
                 6 hombres, 2 1/2  días cargando carros……………..       pesetas: 60
                 6 hombres, 1 1/2  descargando carros……………….                    36
                 3 hombres, 1 día descargando…………………………                     12
                 3 hombres, 2 1/2  a bordo………………………………                     30
                 4 mujeres, 2 1/2 a bordo………………………………..                     40
                 2 mujeres, 1/2 a bordo…………………………………..                     6
               12 carros 2 1/2 días  a 9 pts………………………………                    240
                 1 carro 1 día…………………………………………………                    9
                 2 lanchas 2 1/2……………………………………………..                    156
    Que viene a ser en pesetas 5.90 la tonelada-“

Enrique y Víctor proponen constituir una Sociedad Anónima con un capital de 500.000 pesetas, cifra muy alta, algo que sus socios de Laxe consideran una “Propuesta quijotesca”
Finalmente tanto Plácido como Juan James deciden vender su participación y tras una negociación no exenta de altibajos se produce un principio de entendimiento. En febrero de 1925 se llega a un acuerdo en virtud del cual Enrique Ferreiro y Víctor Landesa se hacen con la mitad de la empresa. La proposición de venta fue:

125.000 pesetas a repartir entre los dos socios. 62.500 pesetas al contado y el resto en cinco anualidades a razón de 12.500 pesetas cada una. Aunque esta cantidad no parece excesiva teniendo en cuenta las cifras barajadas en la negociación hay que considerar que se trató de un buen acuerdo entre ambas partes puesto que permitió la continuidad de la empresa aunque no fue hasta la llegada de Isidro Parga Pondal en 1936 que la empresa comenzó a vivir sus momentos de gloria.

En 1927 fallece D. Juan James Rosewarne y se practica una liquidación, a partes iguales entre los socios, de las propiedades comunes:

INMUEBLES……………………………………………………………………………1.600 Pts.
ENSERES Y HERRAMIENTAS………………………………………………..603,55
EFECTIVO EN EL BANCO PASTOR DE LA CORUÑA…………….3.085,70
INTERESES BANCO PASTOR………………………………………………….13,89

Aunque la empresa “KAOLINES DE LAGE” siguió funcionando y mantuvo el mismo nombre, la sociedad original se liquidó con fecha 24 de agosto de 1927:

liquidación sociedad-1

Liquidación sociedad -2

liquidación sociedad-3

liquidación sociedad -4

liquidación sociedad -5

A continuación inserto algunos documentos interesantes:

1) Los socios de Kaolines de Lage autorizan a Plácido Vidal y lo nombran Director General de la sociedad para negociar en nombre de todos con la compañía inglesa:

Plácido Vidal: Representante de la empresa

2) Proposición de acuerdo con los ingleses:

proposición de negocio con la compañía inglesa

3) Reunión de socios en Laxe. Se espera la llegada de José María Fernández Ladreda, gerente de la “Industrial Asturiana” y futuro Alcalde de Oviedo. Con el tiempo se convertiría en un hombre con mucho poder y muy próximo a Franco. Fue Ministro de Obras públicas durante 6 años, cargo que abandona cuando es nombrado Vicepresidente de las Cortes.  Su hijo, Victoriano Fernández Ladreda era ahijado de Dña Carmen Polo.

Reunión de socios en Laxe.

4) Representante empresa inglesa no está de acuerdo con las condiciones que ponen los socios de la empresa de Laxe:

disconformidad de la compañía inglesa

5) Ante la necesidad de ampliar la explotación de Laxe surgen las dudas sobre los pedidos de material. Alguno de los socios teme que los pedidos no cubran los gastos necesarios para optimizar la explotación:

escasez de pedidos de material

5) Diferencias insalvables entre los socios. Preacuerdo de venta por parte de Plácido Vidal y John James Rosewarne de su participación en la empresa a sus socios:

diferencias entre los socios

preacuerdo de venta

6) Con posterioridad a la carta anterior se produce un cambio de actitud en dos de los socios y se muestran dispuestos a arrendar la mina a los ingleses:

propuesta de arrendamiento a compañía inglesa

A continuación subo una carta enviada por Plácido Vidal a John James Rosewarne en la que queda patente la importancia del caolín: Transcripción literal:

-” Estoy enterado por una persona conocedora de este negocio del gran valor que están tomando las arcillas kaolínicas en España debido a las muchas industrias en que se emplea y al gran desarrollo que toma, sobre todo el Barcelona, Valencia, y Málaga. Hay que tener presente que en España no hay instalado ningún lavadero y sería un negocio nuevo, ademas que son escasos, y solo donde pueden encontrarse más fácilmente es en el Norte de Galicia, y en la producción granítica.  Me decía eses señor que una mina de esta clase vale tanto o más que una de carbón, porque este se está cotizando a 59 pts la tonelada, puesto sobre muelle en cualquier puerto de este región y libre de derechos. En vista de esto no debemos dormirnos, que Dios nos ayude. Además del Rapadoiro (Noicela, Carballo) Hay caolín en el Niñones, (Puenteceso), en Leiloyo (Malpica) que Vd. conoce y que se extiende hacia una playa cercana y en Dombate (Borneiro) próximo a ésta.-”  

Las referencias que hace a su hijo son del futuro fotógrafo.

la importancia del Kaolín. 1

la importancia del caolín. 2

la importancia del caolín. 3

la importancia del caolín. 4

En la siguiente y última carta de este post queda constancia que tanto Plácido Vidal como John James Rosewarne conocían la zona y ya se habían fijado en los principales puntos que albergaban minerales comercializables. El descubrimiento de wolfram en monte Neme no tuvo gran trascendencia en su momento pero la llegada de la Segunda gran Guerra habría de cambiar las cosas. Si al principio del post subo una carta en la que Plácido Vidal le resta importancia al Wolfram, en esta queda constancia que estaban al tanto de todo y que si no se metieron de lleno en el negocio del wolfram era porque (en aquel momento)  no era un negocio. La demanda de wolfram aún no había comenzado aunque, como veremos en los sucesivos post, Rosewarne,  por encargo del Cónsul alemán en A Coruña ya había hecho informes sobre minas de wolfram en un año tan anterior a la Segunda Guerra Mundial como 1909.

Wolfram en Monte Neme, Carballo (1924)

Wolfram en Monte Neme, Carballo.

savonarolamiscelanea@mundo-r.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ARCHIVO JOHN JAMES ROSEWARNE: Historia de la minería en Galicia. y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a sociedad minera “KAOLINES DE LAGE S.L.”

  1. Pingback: As minas de caolín de Laxe | Recunchos da Costa

  2. Pingback: Las minas de caolín de Laxe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s